¿Tienes una idea de negocio pero no sabes por dónde empezar? ¡Pon tu idea a incubar!

Tienes una idea en mente, quieres desarrollarla, pero no sabes cómo. Desconoces los pasos para conseguir llevar a la realidad el concepto que está en tu mente. Te abordan dudas sobre su viabilidad en el mercado y las posibilidades de éxito. Tranquilidad. Para solucionar estos mares de dudas nacieron las incubadoras de empresas.

¿Qué son las incubadoras de empresas?

Las incubadoras de empresas son el aliado principal de cualquier persona que quiera desarrollar una idea (lo que conocemos como emprendedor). El concepto de incubadora de empresas existe desde hace años en Estado Unidos, no obstante, este concepto ha llegado hace relativamente poco a España, a pesar del espíritu emprendedor que caracteriza a nuestro país. Pero, aunque ha llegado tarde, lo ha hecho para quedarse.

Las incubadoras, ayudan a desarrollar y dar vida a lo que empiezan siendo ideas en la mente de una persona, hasta que se convierten en nuevos negocios. De esta manera se ahorran tiempo y dinero ya que de partida se están evitando posibles fracasos cuando el negocio creado sea una realidad y se ponga en marcha. Estamos ante una excelente herramienta para asistir e impulsar desde el inicio las nuevas empresas que se crean bajo este tipo de supervisión.  

Cuando una persona tiene una idea que quiere llevar a la realidad, lo primero que debe de hacer es un Plan de negocios. A través de este plan, la idea se estructura y organiza para poder desarrollarla de manera eficiente y ejecutarla con garantías de éxito. La realidad es que, para crear un plan de negocios realista, coherente y viable, hay que tener formación especializada en la materia, y pocos emprendedores la tienen (ellos ya poseen lo más importante, que es la idea).  

Aquí es donde entran en acción las incubadoras. Mediante las incubadoras, se evalúa la viabilidad de la idea a nivel técnico y financiero. También se analiza el mercado donde va a venderse y operar, y el nicho al que se dirigirá. Los servicios de asesoría legal y fiscal también son necesarios aquí para poder operar en el mercado de acuerdo con la legislación vigente. Otras herramientas con las que se suele contar es con diversos planes de ventas y de operaciones en caso, por ejemplo, de necesitar espacios físicos, equipos, logística, almacenamiento, etc. Y en otros casos necesarios, son fundamentales los planes de financiación y de capital semilla para poder arrancar la nueva empresa.

Todo este proceso se resume en 3 etapas:

  1. Preincubación, aquí se dan las primeras orientaciones al emprendedor sobre su idea.
  2. Incubación, este es el proceso más importante, ya que se evalúa la implantanción de la idea y se hace el seguimiento de los planes de negocio que se están desarrollando.
  3. Postincubación, aquí se hace un seguimiento de doce meses a la nueva empresa creada con la finalidad de implantar mejoras continuas.

Tengo una idea, ¿por dónde empiezo?

Lo primero que debes hacer es plasmar tu idea en un papel y explicar en qué consiste. Después, debes acudir a una incubadora de empresas (en E-Linois prestamos este tipo de servicios muy bien 😉), aquí contactarás con la persona encargada de este tipo de servicios que será quien te asesore. Tendréis una (o varias) charlas sobre el concepto de la idea, sus características, el desarrollo que requiere, los objetivos y demás detalles necesarios para dar forma a la posible futura empresa que nacerá de aquí. El paso posterior es un trabajo de colaboración mutua entre el emprendedor y la persona que asesora su idea con la finalidad de crear el plan de negocios. Tras esto, el plan se evalúa y analiza, y si es aprobado, se somete al proceso de incubación. En este proceso, se asesora al emprendedor sobre todos los aspectos necesarios para el desarrollo del plan de negocio. Hasta que finalmente, la empresa empieza a operar en el mercado, recibiendo la asesoría y asistencia de su incubadora durante un año.

Como veís, formar parte de una incubadora de negocios es altamente recomendable, ya que permite alcanzar de manera rápida y sencilla los objetivos buscados, obteniendo resultados exitosos sin la necesidad de exponerse a grandes riesgos. Es por ello que desde E-Linois, animamos a cualquier persona que tenga una idea en mente a que la ponga en práctica. Si te has decidido a dar el paso, enhorabuena ¡nosotros te ayudamos!  

Escrito por

-Jurista & Fiscalista internaciona. -Autora del libro "De 0 a 100 en la fiscalidad de las criptomonedas".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s