“Internet of Things”. La nueva era digital y los datos.

Todos podemos recordar aquellos años en que Internet estaba caracterizado por el “World Wide Web” (www) una red de documentos HTML vinculados que residían en la parte superior de la arquitectura de Internet, y los que fuimos a EGB recordaremos el gracioso ruido que hacía el router al conectarse. Ello fue evolucionando a Web 2.0 donde se incluyó servicios de redes sociales y blogs, es decir, tecnologías esenciales para la interacción social, y el camino sigue, continúa trabajando hacia un nuevo objetivo común conocido como “Semantic Web” o Web 3.0 destinado a marcar el contenido web en formatos standard (recordemos RFID-etiquetas) que permita a las máquinas (things/cosas) procesar y compartir datos de forma más inteligente y autónoma (M2M – Machine to Machine).

¿De dónde viene, pues, el concepto de “Internet of Things” o más comúnmente “IoT”?

El término IoT vino acuñado por Kevin Ashton allá por el 2009 cuando se pronunció en el RFID journal: Si tuviésemos ordenadores que fuesen capaces de saber todo lo que pudiese saberse de cualquier cosa –usando datos recolectados sin intervención humana– seríamos capaces de hacer seguimiento detallado de todo, y poder reducir de forma importante los costes y malos usos. Sabríamos cuando las cosas necesitan ser reparadas, cambiadas o recuperadas, incluso si están frescas o pasadas de fecha. El Internet de las Cosas tiene el potencial de cambiar el mundo como ya lo hizo Internet. O incluso más.” RFID journal 2009.

¿Qué acuña, entonces, el concepto IoT?

La agrupación e interconexión de dispositivos y objetos a través de una red, donde los dispositivos pueden ser visibles e interaccionar.

Bien, ahora que ya tenemos una aproximación al concepto IoT… ¿Qué puede suponer la incorporación a nuestras vidas de todos estos dispositivos interconectados a la red?

Actualmente las tecnologías relacionadas con IoT son ampliamente consideradas como una de las infraestructuras más importantes para promover el desarrollo económico y la innovación tecnológica. Las tres características más importantes son:

  1. Los objetos ordinarios son instrumentados. Esto quiere decir que los objetos físicos (ya sean móviles, neveras, sensores, alimentos, neumáticos…)  pueden tratarse individualmente mediante la incorporación de chip, código de barras…
  2. Las terminales autónomas son interconectadas. Es decir, los objetos físicos están conectados con terminales de red autónomas.
  3. Los servicios generalizados son inteligentes. En una red tan extensamente interconectada, permitir que cada objeto participe en el flujo del servicio para hacer que este sea omnipresente e inteligente.

Por lo tanto, IoT es una tecnología interdisciplinaria integral sofisticada que abarca múltiples áreas como la informática, las comunicaciones, la microelectrónica y la tecnología de sensores.

Le invitamos en este instante a que haga una pausa… una pausa para observar su entorno… sí… ha leído bien… observar su entorno… ¿en busca de qué? Simple… observe cuantos dispositivos en su entorno cree que están conectados a la red.

La primera apreciación será el móvil, el ordenador, la Tablet, tal vez un smartwatch… ¿El aire acondicionado? Efectivamente, si tiene usted un aire acondicionado instalado de última generación también disponen de conexión WiFi, ¡¡incluso Rumba!!

¡Sorpresa! tal vez tenga más dispositivos de los que cree conectados a la red y con ciertos sensores que trasladan información.

Sensores… ¿Qué son?

Entremos en materia y veamos todo lo que compone esto, en otras palabras, veamos su Arquitectura.

Fuente: https://www.scnsoft.com/blog/iot-architecture-in-a-nutshell-and-how-it-works

Vaya entramado de conexiones ¿no? Pues debemos decirle que por todas esas conexiones fluyen DATOS. Datos que como persona física le parecerán importantes, pero si pertenece usted a una empresa le resultarán aún más interesantes ¿no?

Aparecen pues, dos puntos o perspectivas respecto a los datos que circulan por esa red de conexiones que vemos en la imagen…

  1. Perspectiva de la persona física o interesado (denominación que utiliza el RGPD): El interesado es, al fin y al cabo, el dueño de los datos. Es la persona física que utiliza los dispositivos a los que ofrece, directa o indirectamente, sus datos personales, que, como recordaremos de post anteriores, están altamente protegidos por el Reglamento (UE) 2016/679 de Protección de Datos y la Ley Orgánica 3/2018, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.
  2. Perspectiva de la persona jurídica: Las empresas precisan de datos y la analítica de los mismos para posicionarse en el mercado.

PRIVACY vs DATA SCIENCE

Gestionar adecuadamente redes como la que hemos visto en el esquema, controlar el flujo de datos para cumplir rigurosamente con la normativa vigente en materia de protección de datos y a su vez poder utilizar, lícitamente, los datos para generar analíticas que nos permitan posicionarnos como lideres en el mercado requiere de varios profesionales como, por ejemplo, un Arquitecto Cloud, un Data Scientist, un DPO… en E-Linois contamos con ello, ofreciendo, además, una perspectiva global mediante una perfecta simbiosis de los profesionales mencionados.

No lo dudes POSICIONATE COMO LIDER con E-LINOIS.

Escrito por

Data Protection Officer - Máster Executive en Big Data Science - Compliance Officer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s