Aprende a nadar entre tiburones II. Las excusas te están robando las oportunidades. Acaba con ellas APLICANDO ESTO.

Continuamos navegando en los miedos y hoy nos sumergimos en las EXCUSAS -detrás de las cuales se esconden numerosos miedos-, y en cómo cambiar de manera consciente esos pensamientos y actitudes diarias, – que se convierten en hábitos-, para transformarlos en nuevos pensamientos y actitudes positivas que aplicaremos de manera inconsciente (sin esfuerzo y sin darnos cuenta!). ¡Empezamos el viernes de Coaching!

Lo primero que debemos de tener en cuenta es que muchos de nuestros pensamientos y actitudes diarias, los llevamos a cabo por inercia, de manera inconsciente, con el piloto automático encendido, porque los hemos convertido en hábitos. Por ejemplo, un hábito común es el de dejar todo para mañana, o el esperar el momento adecuado. Esto son EXCUSAS que tenemos enquistadas y forman parte de nuestra vida, las hemos convertido en hábitos que nos justifican por qué hacemos esto o por qué no hacemos lo otro. Por eso los hábitos son tan difíciles de cambiar.

Entendiendo que aplicamos los hábitos de manera inconsciente (como despertar y tomarnos el café mirando a la nada), lo primero que debemos de cambiar, a través de un esfuerzo consciente, son las excusas, pensamientos limitantes y actitudes negativas que arrastramos día a día y que forman parte de nosotros. Las tenemos tan arraigadas que dejamos que nos dominen sin oponer resistencia alguna. Este primer cambio consciente conlleva esfuerzo, y es aquí donde nos tenemos que servir de nuestra Fuerza de voluntad. Para que, como veremos a continuación, se convierta en algo que hacemos inconscientemente, sin esfuerzo e integrado en nuestro comportamiento.

La clave para conseguir esto es la combinación de tiempo, constancia y fuerza de voluntad. Estos son nuestros aliados para convertir en hábitos inconscientes (que hacemos en modo automático) lo que antes suponía un esfuerzo consciente titánico que nos costaba horrores. El cerebro deja de “pensar de manera negativa”, “deja de postponer”, “deja de culpar a otros”, etc.

Por lo tanto, si queremos cambiar algo, debemos creer en ese cambio. La frase “Lo que crees es lo que creas” es la que mejor define este proceso. Y está totalmente comprobada y demostrada por las personas de éxito que conocemos. Veamos un claro ejemplo de lo que puede conseguir una persona con su mente y la voluntad de controlarla.

Henry Ford (seguro que conduces o te has sentado alguna vez en un coche suyo). Este hombre, a pesar de su escasa escolarización, superó cada obstáculo que apareció en su vida (y fueron muchos) hasta conseguir lo que nadie creyó que lograría. Lejos de recibir apoyos o el voto de confianza alguien, recibió burlas y desprecios, sobre todo cuando probó el primer coche que fabricó. Pero esto no fue una excusa para abandonar y darse por vencido. Decidió confiar en su propio juicio y logró mejorar los automóviles que construía, hasta convertirse en la persona de éxito que es y fundar una de las marcas de automóviles más conocidas del mundo.

La única diferencia entre Henry Ford y las miles de personas que trabajan para él, es que Ford tuvo una mente que controlaba, y los otros tienen mentes que no intentan controlar.

El control de la mente se logra con disciplina y hábito.  O controlas a la mente o ésta te controla a ti. El método más práctico para controlar la mente es mantenerla ocupada trabajando en un propósito (en nuestro propósito) que esté respaldado en un plan concreto, motivante e ilusionante. Una de las mejores sensaciones que podemos experimentar los seres humanos, -y que tiene unos efectos super positivos en el cerebro- es la de conseguir un reto, objetivo o meta, sobre todo si al principio nos parecía imposible lograrla. Hábitos, disciplina y voluntad consiguen lo imposible.

Acabamos esta publicación con una frase del filósofo Platón, “La primera y la mejor victoria es conquistarse a uno mismo. Dejarse dominar por el propio ego es lo más vergonzoso e infame”.

Desde E-Linois, os pedimos que ejercitéis ese control y lo dirijáis a la consecución de vuestros objetivos. Y si a lo largo de ese proceso podemos ayudaros, estamos a vuestro servicio para acompañaros y orientaros en el camino del éxito 😉.

Escrito por

-Jurista & Fiscalista internaciona. -Autora del libro "De 0 a 100 en la fiscalidad de las criptomonedas".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s