¿El líder nace o se hace? Estas son Las cualidades básicas de las personas que lideran su vida (y su empresa).

No es casualidad que detrás de empresas y negocios de éxito, haya un gran líder detrás supervisando la actuación de su equipo. Todos conocemos grandes empresas que han irrumpido en nuestras vidas de la noche a la mañana con algo totalmente nuevo, como Apple, Tesla, Google, Amazon o Facebook. Pero también empresas que, sin “crear” nada nuevo a nivel tecnológico, son ejemplos de buena gestión y dirección, como las empresas españolas Repsol, Endesa, Mercadona, Abertis o Alsa. Todas estas empresas son ejemplos de buena gestión y dirección, cultura organizacional y liderazgo. ¿Suena interesante verdad? Pues sigue leyendo porque empieza el viernes de Coaching!

Y es que, la experiencia nos confirma que, en innumerables ocasiones, el éxito o el fracaso de una empresa dependen directamente del líder que hay detrás. Puedes irrumpir en el mercado con la mejor idea y modelo de negocio, poseer un producto o servicio único y distinto al de tu competencia y exceder con creces las necesidades de tus clientes, pero si detrás no hay una dirección que sea capaz de gestionar eso y mantenerlo, todo se hunde. Esto mismo lo encontramos en la vida diaria, todos conocemos a alguien que es un líder natural. Suelen destacar por tomar la iniciativa, confiar en sí mismos, tomar decisiones con seguridad y asumir riesgos, y en definitiva tener un carácter decidido y unos objetivos claros.

Pero ¿es esta una predisposición natural que nace con la persona, o se adquiere trabajándola?  

Lo cierto es que es una mezcla de ambas. El nacer con una predisposición a tomar acción, a estar motivados, y a enfrentarse a situaciones que nos saquen de la zona de confort es importante. Pero, por otro lado, no podemos olvidar que la práctica hace al maestro, y a base de práctica y constancia todo se puede aprender y conseguir. Ya sea por talento innato o por práctica y aprendizaje constante, hay una serie de cualidades que destacan en los perfiles de los líderes. ¡Veámoslas!

La primera cualidad es la capacidad de tener siempre objetivos en mente y la motivación por las nubes. Para un líder empresarial, establecer objetivos y trasladarlos a la organización de manera que se sientan parte en la consecución de estos es vital. Conseguir que la organización se implique en la consecución de los objetivos como si fueran suyos, es una de las tareas más difíciles, pero que sin duda merecen la pena y marcan una gran diferencia con el resto de las organizaciones. Y lo mismo ocurre fuera de la empresa. Una persona que lidera su vida tiene claros sus objetivos y la motivación es su gasolina para ir detrás de ellos hasta que los consiguen. Y cuando eso ocurre, van a por más. Son insaciables.

Más adelante hablaremos sobre estrategias que puedes aplicar para conseguir tus objetivos y metas. Pero te adelantamos, que si quieres conseguir un resultado, lo primero que debes hacer es pensar en tu estrategia y desarrollarla con objetivos claros que deberás adaptar en función a los cambios en el entorno. Si es necesario, adapta los objetivos para llegar a la meta, pero no cambies la meta. Sin objetivos las personas (y las empresas) no tienen una razón de ser, van a la deriva y sin rumbo.

Otra cualidad super importante en la empresa y en la vida, es cómo gestionamos el día a día. El saber distinguir entre lo urgente y lo importante, es decir, establecer prioridades, es fundamental para autogestionarnos y no colapsar por estrés o falta material de tiempo. En publicaciones anteriores hacemos referencia a “no dejar para mañana lo que se puede hacer hoy”, pero en este caso nos referimos al caso opuesto, a dejar para mañana lo que no es necesario hacer hoy, porque hoy toca lo urgente, lo que no puede esperar, y mañana lo importante. Todo esto reduce la fatiga mental, el estrés y nos hace más productivos. Apunta todo en una agenda, establece prioridades y delega si es necesario.

Otra cualidad que destaca en los líderes son los valores. Respeto, tolerancia, empatía, saber escuchar, ponerse en el lugar del otro, entender que no siempre tenemos la razón, saber que nos podemos equivocar y que encajar las derrotas. Todo esto distingue a los líderes de los tiburones que están al acecho con malas intenciones y de las ovejas que siguen al rebaño y ven la vida pasar. ¿Por qué? Porque actúan conforme a valores positivos. El saber que estás obrando bien, que has hecho todo lo posible por hacer las cosas correctamente y que has tratado a las personas como te gustaría que te tratasen a ti, es lo que nos permite reponernos de una derrota o un fracaso empresarial. Y lo más importante, aprender de los errores cometidos con humildad.

Otra cualidad que está relacionada con los valores que acabamos de mencionar es la de saber en qué tareas es mejor que no entremos, sencillamente porque no estamos especializados en eso. La humildad es una virtud que no todo el mundo tiene. Reconocer que no somos expertos en determinada área y dejar las tareas que se nos escapan a los que de verdad son expertos en el tema tiene tanto mérito como realizarlas por nosotros mismos. Así de claro. El éxito de una empresa no pasa por una única persona, sino por todo el equipo. No podemos saber de todo. No somos máquinas programadas para empaparnos de todo el conocimiento habido y por haber. Para ello es importante saber qué áreas o aspectos se nos escapan o nos resultan más complejos y pedir apoyo u orientación, para eso contamos con un equipo y con personas que están ahí para ayudarnos. De lo contrario, estaremos liderando un caos. Esto en una esfera personal lo podemos equiparar a pretender ser atleta y competir en todos los deportes olímpicos. Esto es sencillamente imposible. Si quieres llegar a lo más alto en atletismo, olvídate de destacar también en lanzamiento de martillo. O te centras en una especialidad deportiva concreta, o no destacarás en ninguna. Con esto no estamos diciendo que se puedan hacer, practicar o estudiar diversas materias, pero si quieres tener un conocimiento especializado en algo y destacar, no puedes abarcarlo todo. Esto es algo que los líderes distinguen muy bien. Se conocen, sabes cuáles son sus fortalezas y sus debilidades. Haz tú lo mismo.    

Vamos a finalizar con otra habilidad muy común entre los líderes. Y es el conocerse tan bien a ellos mismos y a su entorno u organización empresarial, que son capaces de potenciar sus habilidades y elevarlas a un nivel superior. Un buen líder es capaz de detectar qué carencias tiene determinado procedimiento y aplicar soluciones que lo pongan fin al problema desde la causa raíz. Lo mismo ocurre a nivel de habilidades humanas, un líder es capaz de motivar a su entorno de tal manera que la productividad siempre va en alza, no solo por la cultura que crea en el entorno laboral, sino también por las recompensas que otorga en agradecimiento al trabajo bien hecho y la productividad lograda. Por lo tanto, habilidades sociales y comunicativas son básicas para que el mensaje motivacional se extienda y sea captado por todos los niveles de la organización. A nivel personal, una persona que lidera su vida destaca por mantener sus relaciones interpersonales en buen estado, transmitiendo buen feeling y positivismo, y estando ahí cuando se las necesita. Esto no quiere decir que ser líder implique hacerse amigo de todo el mundo, pero sí tener un entorno cercano lo más sano y desinteresado posible, que te aporte y donde te sientas cómodo.

Estas son las cualidades básicas que reúnen los líderes y que les hacen distintos al resto de personas. Como veis no es una cuestión de suerte, sino de desarrollo de habilidades enfocadas a una meta que supone un beneficio individual y colectivo.   

Desde E-Linois, os animamos a que trabajéis este tipo de habilidades de manera consciente y las apliquéis en vuestro día a día para liderar vuestra vida 😉.

Escrito por

-Jurista & Fiscalista internaciona. -Autora del libro "De 0 a 100 en la fiscalidad de las criptomonedas".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s