Tengo una segunda vivienda a la que no puedo ir por las restricciones. ¿Debo tributar la imputación de renta inmobiliaria si no he hecho uso de ella?

Hoy damos respuesta a esta pregunta que muchos contribuyentes se están haciendo desde que llegó a nuestras vidas el Covid19.  Lo primero que debemos de tener claro, es que el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) grava la capacidad económica puesta de manifiesto por ser titular de un inmueble (en este caso una vivienda) o de un derecho real sobre un inmueble que no sea la vivienda habitual y del que no estemos obteniendo rendimientos económicos a través de su arrendamiento (alquiler a un tercero) o dedicándolo a una actividad económica. Es decir, se trata de segundas viviendas que sus titulares tienen a su disposición durante todo el año, sin ningún arrendamiento o actividad económica y que por tanto les genera una imputación de renta inmobiliaria (si esa segunda vivienda estuviera alquilada a un tercero, generaría un rendimiento del capital inmobiliario).

Con la llegada del Covid, los confinamientos y las medidas tomadas a raíz de la declaración del Estado de alarma, los ciudadanos (dependiendo de las fases en la que se encuentre cada Comunidad Autónoma) no tenemos permitido salir de nuestro domicilio habitual (estamos limitados a la provincia en muchos casos) para desplazarnos al lugar donde tengamos esa segunda residencia, sobre todo si está en otra Comunidad Autónoma. Por ejemplo, residir en Madrid y tener la segunda residencia en la Costa Blanca.  

La cuestión planteada por muchos contribuyentes es si esa limitación afecta al gravamen y a la tributación de esa segunda residencia, ya que no se está haciendo uso efectivo de la misma al no tener permitidos los desplazamientos (durante casi un año). La respuesta de la Agencia Tributaria ha sido negativa para los contribuyentes, alegando que la norma que establece este gravamen no tiene en cuenta la utilización efectiva de la segunda vivienda, sino su disponibilidad a favor de su titular, y que la ley no atiende a circunstancias que puedan determinar la imposibilidad de utilización de la segunda vivienda. Es decir, a Hacienda le da igual si utilizas tu segunda vivienda o no, el simple hecho de que tú seas su titular te genera la obligación de tributar por ella en sede del IRPF.

En conclusión, si tienes un inmueble destinado a segunda vivienda y durante el tiempo de vigencia del Estado de alarma no has podido disfrutar del mismo por la imposibilidad del desplazamiento, seguirás teniendo una imputación de renta inmobiliaria.

Si quieres asesorarte sobre este asunto o cualquier otro, en E-Linois somos expertos en fiscalidad y tributación y estamos encantados de ofrecerte el servicio que mereces.

Escrito por

-Jurista & Fiscalista internaciona. -Autora del libro "De 0 a 100 en la fiscalidad de las criptomonedas".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s