AUtónomos y errores en el iva, irpf y retenciones.

Si eres autónomo, cometer un error en cuanto al cumplimiento de obligaciones con la Agencia Tributaria puede salir muy caro. No se trata solo de pagar la cuota mensual de autónomo (esto es relativamente sencillo), sino que se debe tener un control riguroso y exhaustivo de cada modelo a presentar ante la Hacienda y Seguridad Social desde que se arranca el negocio.

La fiscalidad no es tema sencillo, y la fiscalidad de los autónomos, menos. Comprender qué son las retenciones, los regímenes, tipos impositivos, etc. Es complejo, no obstante, estamos obligados igualmente a su presentación. Estas obligaciones se pueden presentar de manera trimestral o anual a través de modelos debidamente cumplimentados. Un error al rellenarlos puede conllevar una sanción de mínimo 300€ por parte de la Agencia Tributaria.

Por hacer una breve introducción, en el mes abril los autónomos estarán obligados a presentar alguno de estos tres modelos trimestrales: el modelo 303, de declaración de IVA; el modelo 130, de pago fraccionado de IRPF; y el modelo 111, de retenciones a cuenta de IRPF. Lo normal es delegar este tipo de asuntos a profesionales en la gestión de impuestos. Hacemos hincapié en la palabra gestor (que no asesor), que es el profesional indicado para este tipo de funciones.

Procedemos a desgranar errores que son muy fácil de cometer y que desgraciadamente son muy comunes entre los autónomos:

Los tres primeros están relacionados con el IVA.

Primer error. El IVA.

A través del modelo 303, rellenado por los autónomos en base a sus actividades sujetas a IVA realizadas, se paga a Hacienda el IVA acumulado en las facturas relacionadas con dicha actividad, tanto en lo que soportan como en lo que repercuten. En este formulario se producen numerosos errores, como por ejemplo:

Rellenar de manera errónea el tipo de IVA en las facturas de venta. Sí, no seleccionar de manera adecuada el tipo de IVA en función de los servicios prestados o productos vendidos es un error tan simple como común.

El error nace cuando el autónomo no tiene claro si aplicar el 10% o el 21%. Ante este fallo tan común, la respuesta de Hacienda es una sanción económica. Es muy importante conocer los diferentes tipos de IVA aplicables, que son los siguientes: Tipo general (21%), tipo reducido (10%) y tipo superreducido (4%).

Segundo error. IVA en las operaciones intracomunitarias.

Las operaciones intracomunitarias son aquellas realizadas entre clientes dentro de la Unión Europea.

El error se produce porque estas operaciones tienen un modelo de declaración específico (el modelo 349) y muchos autónomos se olvidan de volver a declararlas en el modelo 303, que también debe incluirlas. Esto es así porque IVA intracomunitario también debe ser declarado mediante la declaración del IVA con el modelo 303.

Tercer error. No deducir todo el IVA de los gastos.

Los autónomos tienen la posibilidad de deducirse algunos gastos derivados de su actividad con el modelo 303. Esta situación, muchas veces no se aprovecha todo lo que se debería, bien por desconocimiento o bien por no tener correctamente organizadas las facturas. Deducir correctamente los gastos puede suponer un ahorro de 4.000€ al año.

Ahora pasamos a los errores que se suelen cometer en el IRPF.

De manera trimestral se presenta el modelo 130 para adelantar el IRPF a Hacienda. ¿Dónde viene los errores aquí? Al no declarar este IRPF correctamente.

Primer error. No arrastrar lo acumulado durante el año.

Muchos autónomos declaran en el modelo 130 tan sólo el IRPF referente al trimestre que se liquida, en lugar de contener la suma de los trimestres anteriores. Cada trimestre debe contener la suma de los trimestres anteriores tanto en ingresos, como en gastos, retenciones y pagos. Al presentar el modelo 130, se debe arrastrar lo acumulado durante el año, para sumar el resultado de los trimestres anteriores al resultado obtenido en el trimestre actual de declaración.

Segundo error. Incluir sólo gastos reflejados en factura

Este es otro error muy común al presentar el modelo 130, declarar sólo los gastos con factura. Se deben añadir también otro tipo de gastos como las cuotas de Seguridad Social o los seguros vinculados a la actividad. Estos son gastos sin factura pero también deben aparecer reflejados para Hacienda.

Tercer error. No presentar el modelo por no haber tenido actividad.

Están obligados a presentar el modelo 130 todos aquellos autónomos que estén desarrollando una actividad por el método de estimación directa simplificada (EDS) con actividad empresarial (o una profesional con la casilla 600 activada). Este modelo debe presentarse sí o sí, aún sin tener datos.

Es muy común pensar que si no se ha tenido actividad no hace falta presentar el modelo, pero no es así. Hay que presentarlo a 0 pero debe estar presentado. No hacerlo supone exponerse a una sanción de la Agencia Tributaria.

Por último, pasamos a los errores en las retenciones de IRPF.

El modelo 111 es la declaración trimestral de las retenciones del IRPF practicadas a trabajadores, profesionales y empresarios. Se trata de un modelo extenso con multitud de casillas y complejo, por lo que es sencillo confundir los datos.

Primer error. Anotar importes en otras casillas.

Partiendo de que estos formularios están repletos de casillas, introducir datos y anotar importes en casillas incorrectas es un fallo muy común.

Es muy fácil equivocarse con la elección del desplegable de los rendimientos del trabajo o los rendimientos por actividad económica. El cúmulo de estos errores produce descuadres en el equivalente anual (modelo 190). Modelo a través del cual Hacienda saca información para las declaraciones de la renta personales. Cuando el autónomo se percata del error, lo mejor es presentar un modelo 190 sustitutivo.

Segundo error. Olvidarse de incluir facturas.

Este error se produce mucho al presentar el modelo 111.

Cuando crees que has presentado todas las facturas, recuerdas que te falta una con una retención de IRPF… Aquí la solución depende de si el autónomo está en el cuarto trimestre o no. Si no es el cuarto trimestre, se debe dejar anotado para que no se olvide incluirlo en la próxima presentación del modelo 111. Sería ideal meterlo en el trimestre que corresponde pero a veces las solución es más complicada. El problema viene cuando se trata del cuarto trimestre. Aquí la situación se complica porque el IRPF no se puede declarar al año siguiente. Si esto ocurre se debe utilizar la declaración complementaria volviendo a presentar la declaración pero con el error corregido. El proceso es fácil:  dentro de la propia declaración hay que señalar el apartado que hace referencia a la declaración complementaria y solucionar el fallo.

Tercer error. No presentar el modelo por no tener retenciones.

Otro error que abunda. Pensar que, por no tener retenciones, no se está obligado a presentar el modelo 111. Sí pero no. Presentar el modelo 111 sin retenciones será obligatorio si tienes trabajadores contratados, ya que aquí sí tienes la obligación de presentar el modelo 111 aunque no hayas retenido nada.

Desde E-Linois recomendamos a los autónomos que piensen detenidamente si están dispuestos a llevar la contabilidad y formalización de modelos por su cuenta, sobre todo si no cuentan con formación tributaria y un mínimo de soltura en estos aspectos técnicos.
Como hemos podido apreciar los errores más comunes son totalmente salvables si contamos con una agenda en la que cada plazo esté anotado, así como con la formación tributaria adecuada (no es necesario tener un máster, pero sí unos conocimientos básicos de cómo funciona el sistema tributario y los modelos que debemos de controlar si somos autónomos). Por otro lado, delegar esta función es algo que la mayoría hace y que supone un ahorro de tiempo, estrés y aporta seguridad y comodidad al autónomo que bastante tiene con su trabajo diario como para ser también contable y gestor de sus cuentas. Todo depende del autónomo, de su nivel de conocimiento y de su nivel de implicación de cara al cumplimiento de los formularios y llevanza de cuentas.

Escrito por

-Jurista & Fiscalista internaciona. -Autora del libro "De 0 a 100 en la fiscalidad de las criptomonedas".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s